Pasan los años y la Kawasaki Eliminator 125, sigue vigente con su estilo, aún a pesar de haber sido descatalogada.

 

Kawasaki Eliminator 125 azul
Kawasaki Eliminator 125

 

La Eliminator 125, lamentablemente ya solo la podemos conseguir de segunda mano, aún así es una de las más cotizadas en este mercado por ser una moto de primera marca, lo cual ya de entrada inspira mucha confianza.

En carretera traza las curvas de manera confiable, sin sustos. La posición de conducción es cómoda, entre otras cosas se diferencia de sus rivales en la anchura de su manillar que  es más estrecho, teniendo que forzar los brazos al maniobrar,  lo cual facilita los movimientos sobre la moto. La velocidad punta de la Eliminator no es de las más punteras, pero bueno, estamos hablando de una custom y dentro de este universo, lo que menos importa es la velocidad, si te compras una custom no es para correr, para ello hay otras, en el custom no prima llegar al destino rápidamente, sino disfrutar del viaje, con lo cual y siempre desde mi punto de vista personal, es más que suficiente.

Sobre el cambio de marchas decir algo curioso. Si vamos en cuarta y estiramos antes de subir a quinta nada cambia, la velocidad es la misma, solo conseguimos bajar un poco las revoluciones del motor, pero nos mantenemos a la misma velocidad, yo creo que con un cambio en los desarrollos se solucionaría esto.

En parado se maneja muy bién debido a su poco peso, lo cual la hace apta para cualquier estatura. Los acabados de la Kawasaki Eliminator son muy correctos, no carga con demasiados cromados, monta un práctico respaldo que el pasajero agradecerá, como también agradecerá el ancho asiento sobre el que reposa.

Kawasaki Eliminator 125
Kawasaki Eliminator 125

 

En cuanto a la instrumentación (y finalizando ya) decir que la compone un velocímentro sin cuentarrevoluciones (bastante normal siendo custom). Los testigos no son muchos, sólo los justos y necesarios, aunque un indicador del nivel de combustible, no hubiera sido mala idea, aunque esto no lo veo como ningún defecto ya que en motos custom de 125, creo que no lo lleva ninguna (corregidme si me equivoco)

Conclusión, una moto custom de 125 muy equilibrada, que de segunda mano la encuentras a unos 1400 euros, (nueva andaba por los 2400 aprox.), fiable y económica, una opicón a tener muy en cuenta.

 

Nota:
Este artículo se ha basado en la lectura de un reportaje de una antigua revista especializada, mezclado con mis puntos de vista personales.